Te lo contamos

Doña Reyes, un referente del verdadero chocolate en Morelos

Por Luis Roberto González

Chocolate Doña Reyes es una de las empresas 100 % morelenses con más historia en todo nuestro territorio gracias a su sabor y la forma de elaborar su producto.

Era 1955 cuando Doña Reyes, una mujer con mucha visión y emprendedora, decidió sacarle provecho a sus habilidades en la cocina para crear su negocio.

Siendo madre soltera comenzó a crear su propia fusión y fórmula del rico chocolate artesanal; comenzó con un puesto pequeño en el Centro de Tlaquiltenango, se hizo de clientes y comenzó a tener cada vez más y más pedidos.

Con el tiempo, pasó el secreto a su hija, y entonces el negocio comenzó a extenderse; se hizo tan popular gracias a su sabor que comenzó a llegar gente de Xoxocotla, Alpuyeca, Tlaltizapán, Jojutla, Zacatepec y hasta de Puente de Ixtla solamente para comprar el rico chocolate.

Actualmente el negocio está a cargo del nieto de Doña Reyes, Román Alejandro Zacapala, quien mantiene vivo el sabor que caracteriza al chocolate y también se ha encargado de llevar el producto a Cuernavaca y alrededores.

El toque especial

Lo que caracteriza al chocolate de Doña Reyes es que se las ingenió para fusionarlo de manera correcta y que no se sienta el granulado que normalmente aparece en los que son elaborados de forma artesanal.

Para su elaboración utilizan cacao 100 % natural cosechado en Oaxaca o Chiapas, el cual se tuesta en un recipiente de barro con un toque de canela y almendra.

Posteriormente se fusiona con piedras volcánicas, de donde surge un líquido al que se le agrega azúcar de caña.

Después de otro proceso extenso con piedras volcánicas, se llega a la consistencia perfecta; el chocolate en polvo se coloca en una tabla de madera y ahí se empieza a dar forma de tablilla, como la conocemos normalmente.

Ahora que ya se hizo más conocido el negocio y la demanda es mayor, se utiliza un molino, pero las piedras siguen siendo volcánicas y el tostado sigue siendo artesanal. Además, no se cuela.

En ningún momento se le coloca saborizante, colorante o aromatizante artificial.

Un negocio que sigue creciendo

Román nos cuenta que, gracias a que siguen con la receta original creada por su abuelita, al día de hoy se elaboran hasta 600 tablillas diarias, depende la temporada. Cada una pesa entre 36 y 40 gramos, una regla entre los chocolates artesanales.

Las ventas fuertes llegan de 25 de octubre al 10 de noviembre con la celebración de Día de Muertos, ya que se acostumbra a poner en ofrendas y consumir chocolate solamente elaborado de forma artesanal.

También, días antes al 6 de enero la demanda incrementa pues muchas familias acostumbran a tomar un chocolatito con la famosa Rosca de Reyes.

Lo mejor es que el precio es muy accesible.

Puntos de venta

Puedes hacer tu pedido al 734 127 67 13, o a través de la página de Facebook: Doña Reyes

Cuentan con dos puntos de venta: en Jojutla, sobre calle Leyva número 23, colonia Centro; o en Cuernavaca al interior de Mercadito Huacalli, sobre calle Atlacomulco #130 en el poblado de Acapantzingo.

24noticias

Noticias al momento de Morelos, México y el mundo, sólo en 24 Morelos. Medio digital independiente, su objetivo es llevar para ti: información inteligente.

Artículos relacionados

Back to top button