Tienes que saber

Fumar y tomar refresco, motivos para desarrollar hígado graso

Según un estudio realizado por investigadores franceses, consumir más de una lata de refresco o bebida azucarada o fumar más de una cajetilla de cigarros, aumenta de manera importante la probabilidad de sufrir de hígado graso.

Por el contrario, practicar alguna actividad física al menos dos horas a la semana, incluso sin llevar un régimen alimenticio rígido, tiene un efecto positivo en nuestros órganos, al igual que beber una taza de café al día.

Científicos recomendaron que para evitar desarrollar este tipo de enfermedades, es importante proteger el hígado de forma general como eliminar el alcohol y refrescos y beber al menos dos tazas de café no descafeinado al día.

Artículos relacionados

Publicidad