Opinión

La “venta de niñas”: Delito perpetuado por el gobierno de la 4T

Por: Angélica Estrada

“No vengo a Guerrero a ver la venta de las niñas por que eso, no es la regla, eso puede ser la excepción”.


Una “excepción” que viola los derechos de la niñez y que, con la postura expresada por el líder supremo de la nación, claro, Andrés Manuel López Obrador, se perpetua un problema que aqueja a cientos de niñas, niños y jovencitas que viven en comunidades indígenas.

Esta postura ha sido calificada como una omisión intencional del Estado.


En Guerrero se estima que existen 66 comunidades indígenas, donde los usos y costumbres son su manera de regirse, y con lo cuál se avala la comisión de delitos como son: violencia sexual, tráfico y trata de personas, el matrimonio infantil, violación a los derechos a la libertad y a la salud infantil; delitos que se cometen en complicidad con las autoridades.

Hoy, la “excepción” de la que habla el presidente, afecta a 218 mil 201 adolescentes (mujeres de entre 15 y 17 años de edad) que vivían en matrimonios forzados, según datos que emitió la Red por Los Derechos de la Infancia en México en su estudio del 2020.

De la “excepción” de la que habla López Obrador, surgen casos como el de Angélica, una niña que, a sus 11 años de edad, fue vendida en 120 mil pesos y unida en matrimonio con un niño de 12 años de edad.

¡120 mil pesos! Evidentemente, esta cantidad y sobre todo el hecho, para Angélica no representa una excepción.
No es algo, que solo a ella le haya tocado vivir por “error”, si no que es algo que pasa muy frecuentemente, por que el estado invisibiliza el problema.

Violaciones, maltrato y violencia física, son algunos de los abusos que padeció Angélica; esto la llevó a huir de la casa donde vivía en un matrimonio forzado e intentos de violación por parte de su suegro, y por lo que fue encarcelada ella, su abuela, quien la resguardó en su hogar además de sus hermanas de 8 y 9 años de edad.

La madre de Angélica, en un intento de exigir justicia para su hija, fue severamente golpeada por policías comunitarios; los golpes les provocaron un aborto de sus trillizos, y nadie hizo nada.

Ese es el escenario que viven cientos de niñas que habitan en las zonas más pobres, tan solo de Guerrero, pero por las cuales, el presidente, Andrés Manuel no muestra la más mínima preocupación y hasta se incomoda al ser cuestionado.

De acuerdo a organismos defensores de los derechos de la niñez, se estima que el 40 por ciento de niñas que viven en zonas marginadas, son vendidas por sus padres y padecen de algún tipo de violencia.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que 1 % de las mujeres de 12 a 14 años en Chiapas, Guerrero y Tabasco, se encontraban casadas o en unión libre en 2020, un porcentaje que se eleva a 11.8 % en Chiapas, 11.1 % en Guerrero y 10.2 % en Michoacán entre las mujeres de 15 a 17 años, de acuerdo con datos del Censo 2020.

Estas cifras nos muestran que no son excepciones, que es un problema que requiere atención y no ocultarlo para hacerse creer que no existe.

24noticias

Noticias al momento de Morelos, México y el mundo, sólo en 24 Morelos. Medio digital independiente, su objetivo es llevar para ti: información inteligente.

Artículos relacionados

Back to top button