Salud

Inicia 2019, pero ¿qué hago con la depresión?

Terminó el 2018 y este Nuevo Año estaría lleno de nuevas metas, propósitos, incluso acompañado de mucha motivación por realizar algún proyecto, los últimos días del año nos sirven para reflexionar, recordar aquellos momentos que nos hicieron felices y reconocer nuestros errores, sin embargo, para otras personas el final de un año y el comienzo de otro, puede traerle una depresión transitoria, la cual se va posterior a los festejos.

En caso de que esta no sea así y que la depresión continúe, para este tipo de casos,  la Secretaría de Salud informa sobre la Red de Salud Mental, quien junto con el CRUM detectan y atienden de manera oportuna este trastorno de salud mental. 

 

“Este tipo de sentimientos de fin de año, se pueden prevenir fomentando estilos de vida saludables, llevando a cabo alguna actividad recreativa, mantener la convivencia familiar y evitar el aislamiento”, precisó Marco Antonio Cantú, secretario de Salud.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad y por ello, pon mucha atención en tus seres queridos si en los días posteriores a las fiestas decembrinas alguno de ellos continúa con síntomas como tristeza, apatía, comer en exceso o ingerir poca cantidad de alimentos, cambios en el estado de ánimo, aislamiento o alteración en el sueño, necesita ayuda de especialistas para un diagnóstico oportuno.

¿Cómo funciona la Red de Salud Mental?

Autoridades de Salud mencionaron que la Red de Salud Mental está integrada por 76 núcleos, es decir, Centros de Salud en donde cuentan con médicos capacitados; siete módulos, psicólogo clínico, tres Centros Integrales de Salud Mental (CISAME) para atención multidisciplinaria, los cuales están en los municipios de Emiliano Zapata, Cuautla y Zacatepec, así como cuatro hospitales con servicio de psiquiatría.

Si requieres más información, acude a tu unidad de salud más cercana o puedes ponerte en contacto con la Coordinación Estatal de Salud Mental a través del teléfono 3 10 38 22.

¡Tómalo en cuenta! 

Por: Carol Osegueda

Artículos relacionados