Tienes que saber

La niña que se aparece en el panteón

Hace muchos años, allá por la década de los sesenta, una familia morelense acudió al entierro de uno de sus familiares, en el panteón de Miacatlán, llevando con ellos a una niña de 6 años, a quienes sus vecinos aconsejaron que no fuera llevada a dicho sitio.

Según los padres, decidieron que la menor de edad los acompañara para que supiera que no había por qué temerle a la muerte, ya que era parte de la vida misma, así que aquella tarde, Flor acudió por primera y última vez al panteón.

Las personas que estuvieron presentes ese día, mencionan que alrededor de lo que sería la tumba se encontraban decenas de familiares llorando y lamentando la pérdida de su difunto, por lo que nadie notó cuando Flor se alejó de ellos.

Comenzó a caminar sobre las tumbas hasta que estuvo lo suficientemente lejos como para no recordar el camino de regreso, así que cuando se percató que estaba perdida, comenzó a pedir ayuda, sin embargo nadie la escuchó.

A lo lejos de una vieja y cuarteada tumba, alcanzó a ver la silueta de una mujer, quien parecía observarla detrás del concreto; temerosa, Flor decidió acercarse pero al estar muy próxima a ella notó que no se trataba de una persona ¡Lo que tenía frente a ella era un espectro maligno!

Al intentar correr, la silueta la tomó por el brazo y cubrió su boca, evitando que de esta manera pidiera ayuda, fue entonces cuando la niña se percató de que la mujer extraña la llevaba hacia el suelo, en donde rápidamente descubrió que iban directo a la vieja tumba.

Intentó soltarse pero fue en vano, lo último que alcanzó a ver fue la luz perdiéndose a lo lejos y fue entonces que perdió el conocimiento.

Se dice que sus familiares la buscaron día y noche pero nunca lograron encontrarla; los años pasaron y poco tiempo después de lo ocurrido se dice que varias personas han alcanzado a ver a una niña jugando sobre las tumbas y que incluso ha intentado llevarse a niños para que le hagan compañía.

En las noches se escucha un aterrador lamento, se trata de Flor llamando a sus padres para que la ayuden, sin embargo la silueta de la mujer que se la llevó le impidió volver con vida a este mundo.

Ten cuidado cuando visites el sitio, si ves a Flor no le temas pero tampoco confíes, no sabes si en ese momento está de buenas o algo malo planea hacer contigo.

Artículos relacionados

Publicidad