Nacional

Defiende alcalde a víctimas de Tlahuelilpan

La explosión ocurrida en una toma clandestina durante el pasado fin de semana en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, fue una tragedia y no deberían culparse a los fallecidos y heridos en los hechos, así lo señaló Juan Pedro Cruz Frías, alcalde de dicha localidad.

“Esto fue una tragedia y no voy a permitir que llamen huachicoleros a los ciudadanos de Tlahuelilpan. Aquí hubo víctimas por la falta de oportunidades y por el abandono del gobierno federal”.


Por otra parte, un obispo pidió ayuda divina durante una misa realizada en la entidad para aceptar y entender la voluntad de Dios, pidiendo que los heridos sanen sus heridas.

Un testigo comentó que mientras cruzaba por la carretera cercana al lugar del altercado, le comentaron que “estaban regalando gasolina” pero decidió rechazar la oferta y no acercarse al sitio, en donde minutos más tarde se registró la tragedia en la que 89 personas perdieron la vida.

Artículos relacionados

Publicidad