Tienes que saber

Esperó meses a que su dueño saliera del hospital, pero ya había muerto por COVID-19

Ahora intentan buscarle una nueva familia

No hay duda de que los perros son los más nobles y fieles cuando se trata de amar a sus dueños; para corroborarlo basta conocer la historia de un perrito que esperó a su dueño por 3 meses afuera de un hospital en China, sin saber que ya había muerto por COVID-19.

Fue en la ciudad de Wuhan donde el pequeño peludo permanecía paciente afuera del hospital “Wuhan Taikang” en espera de su amo, quien ingresó desde el mes de febrero, pero lamentablemente murió infectado de coronavirus a los cinco días de ser internado.

Los empleados del lugar se hicieron cargo del perrito al ver que no se iba; le comenzaron a dar alimento y cuidarlo, hasta el 13 de abril se levantaron las restricciones en el nosocomio y la dueña de una tiendita, que se encuentra al interior de la clínica, reabrió su negocio y se hizo cargo del can.

Desde entonces el pequeño fiel amigo permanecía en la tienda desde que abría hasta que cerraba, encariñándose con quien parecía ser su nueva dueña; sin embargo comenzaron las quejas porque también se le veía paseando por los pasillos del hospital, así que la Asociación de Pequeños Animales de Wuhan se hizo cargo.

Esterilizaron al perrito, se lo llevaron y ahora buscan una familia que lo adopte.

Tags

Artículos relacionados

Publicidad