Investigación

IMIPE: Excesos; corrupción y omisiones

Por: Angélica Estrada.

Uno de los organismos con fuertes señalamientos de actos de corrupción; excesos y omisiones, además de pocos resultados en su quehacer es el Instituto Morelenses de Información Pública y Estadística (IMIPE).

Diversos trabajos periodísticos entre los que destacan el publicado en el 2018 por 24 MORELOS, han dejado en evidencia los excesos de quienes representan al órgano encargado en el Estado de Morelos, de garantizar la transparencia y rendición de cuentas.

Y es que no es un secreto que los comisionados del IMIPE gustan de gastar cuantiosas cantidades cargadas al erario público por supuesto, tan solo en comidas; Hooters, Toks, Vips, Sushi Roll, son algunos de los lugares que los comisionados del órgano gustan visitar constantemente. Sitios en los que han pagado cuentas de casi 10 mil pesos, por una comida. Todo ello cubierto bajo el rubro de “gastos de representación”.

De acuerdo a información revelada por el centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas y publicado por 24 MORELOS en el 2018, los gastos de los años 2016, 2017 y 2018, tan solo del Víctor Manuel Díaz, fueron de 55 mil 624 pesos. Esta situación fue repetida por sus compañeras Dora Ivonne Rosales y Mireya Arteaga, quienes en el mismo periodo cargaron al erario: 54 mil 746 y 54 mil 290 pesos, respectivamente.

Costaron copias de informe miles de pesos

Pero los comisionados no sólo gustan de gastar onerosas cantidades en comidas, también en su quehacer resaltan los excesos, pese al rezago que mantienen.

Fue durante los primeros meses del 2019, que la entonces presidente del IMIPE, Dora Ivonne Rosales, rindió su primer informe trimestral de actividades correspondientes a este año; aquí resalta que el gasto fue por 158 mil 651 pesos, que se sustentan en ocho facturas.

De acuerdo a la respuesta que el IMIPE da a una solicitud de transparencia, una de estas facturas refiere el gasto de más de 16 mil pesos por “la impresión de un paquete de 25 informes con 250 hojas, empastados y plastificados”.

Cabe destacar que el décimo quinto informe del IMIPE fue realizado en tres actos: el primero con la Comisión de Transparencia del Congreso, acto al que solo acudió la entonces titular del órgano… sin los demás representantes. El segundo fue con el personal al interior de la sede oficial, mientras que el tercero fue en el Centro Cultura Teopanzolco. De estos tres actos se desconoce cuál de ellos fue reportado con un gasto de más de 158 mil pesos.

Las omisiones

Este tipo de actos, que a todas luces representan irregularidades han sido denunciados sin recibir sanciones. Los comisionados del IMIPE, quienes tienen un salario de 70 mil pesos mensuales, siguen sacando beneficios personales de la institución ante las omisiones de las autoridades.

En el 2015 fue interpuesta una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por presuntos actos de corrupción cometidos por funcionarios del IMIPE, la cual quedó bajo el folio SC01/5237/2015.

El año pasado fue solicitado por organismos civiles el avance de la investigación. El requerimiento fue respondido el 17 de septiembre del 2018, señalando que se trata de “información reservada, y a fin de no entorpecer las indagatorias es imposible revelarlo”.

Ante tal negativa, se recurrió ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) para que se obligara al IMIPE a solicitar información de tal investigación que señala presuntos desvíos de recursos; nuevamente se incurre en omisiones, pues el representante legal, Guillermo Arizmendi, reitera la respuesta de que es “información reservada”.

Incumplen en la rendición de cuentas; IMIPE no actúa

Sin embargo y pese a los excesivos gastos, el IMIPE muestra un importante rezago, pues desde hace un año los 178 entes obligados a transparentar información han incumplido, sin que el órgano actúe en consecuencia.

Para muestra de los 33 municipios obligados por la ley de transparencia a publicar información de la aplicación de los recursos, 25 no han actualizado sus portales, es decir, no existen datos de actividades correspondientes al primer trimestre del 2019.

Esta misma situación ocurrió con el Congreso local, pues no se exigió la transparencia de la actividad correspondiente al 2017 y 2018; en ese momento se argumentó que, debido a los daños ocasionados a la antigua sede del legislativo por el sismo del 19 de septiembre, información del quehacer público no fue expuesta. En este caso, el IMIPE tampoco sancionó.

El IMIPE para pago de cuotas a cuates

Actualmente, el Congreso de Morelos sigue el proceso de designación de un consejero del IMIPE y aquí algunos legisladores podrían incurrir en conflicto de intereses, pues se ha detectado que colaboradores de algunos diputados buscan ocupar dicho cargo.

Se trata Hertino Avilés Albavera, quien funge como asesor del diputado Duque Tinoco, percibiendo un sueldo mensual de 4 mil 995 pesos, según datos de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Hugo Omar Aranda Nava, secretario técnico de la Comisión de Desarrollo y Conflictos Agrarios, órgano que dirige Duque Tinoco.

De igual modo, entre los 20 aspirantes se encuentra Alberto Salgado Pérez, coordinador del Comité de Transparencia en el Congreso. También fungió como Asesor Jurídico del presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez.

Otro colaborador de la diputada Keila Figueroa, también aspira al cargo; se trata de Jesús Rosales Puebla, secretario técnico de la Comisión de Igualdad de Género.

De acuerdo con información exhibida por el Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, otros perfiles también resultan polémicos; es el caso de Francisco Miguel Yáñez Sánchez, quien fue titular del Órgano Interno de Control del IMIPE, principal responsable de incumplir con la entrega de información relacionada al presunto desvío de recursos públicos.

Será durante el próximo periodo de sesiones en el Congreso local cuando se dé tal designación; es responsabilidad de los legisladores nombrar al mejor perfil, así como también se debe exigir que el IMIPE cumpla su principal función: la transparencia y rendición de cuentas.

Publicidad